PADRINAZGO DE BIBLIOTECAS DE AULA “FARO LECTOR”

 
Desde su constitución en Junio de 2010 la Fundación Faro Austral viene donando bibliotecas de aula a distintas escuelas primarias localizadas tanto en la ciudad de Mar del Plata como en las áreas rurales del Municipio de General Pueyrredón. Hasta la fecha ya se han donado ciento cuarenta bibliotecas de aula, contando cada una de ellas con aproximadamente treinta y cinco libros los que fueron adquiridos por la Fundación Faro Austral directamente a las principales editoriales del país e incluyen toda la temática de los contenidos curriculares vigentes. La mayoría de los libros incluidos en las bibliotecas Faro Lector han sido seleccionados teniendo los libros sugeridos en el trabajo “300 libros Recomendados para la Escuela Primaria” y de los libros Destacados de Alija.
 
A los efectos de poder mantener actualizadas e incluso poder ampliar la cantidad de libros que contiene cada una de estas bibliotecas en octubre de 2013 la Fundación Faro Austral creo el programa de “Padrinazgo de Biblioteca de Aula”. Mediante esta figura una persona física o jurídica se hace cargo a través de una pequeña donación mensual de los gastos necesarios para mantener en pleno funcionamiento una biblioteca de aula pudiendo el benefactor (padrino o madrina) elegir la escuela y el grado que prefiera. El objetivo inicial de este programa era lograr que durante el inicio del ciclo escolar 2016 que al menos cincuenta bibliotecas de aula tuviesen asegurado su futuro gracias a este nuevo programa. Al lanzar el proyecto y comenzarse a difundir se obtuvo una rápida aceptación del mismo por parte de editoriales que se sumaron al mismo donando libros de su propio sello editorial como así también de profesionales dedicados a la difusión del hábito de la lectura. Con este respaldo profesional se consiguió adicionalmente que varias empresas marplatenses utilizasen este programa como una forma de potenciar el voluntariado social de sus propios empleados logrando que todos los empleados de la empresa o un sector de la misma se hiciesen cargo del padrinazgo conjunto de todas las bibliotecas de una escuela. Esto ha permitido incrementar el número de bibliotecas apadrinadas que a la fecha ya superan las sesenta y ha permitido fijar una meta mucho más ambiciosa para todo el año 2016 esperando poder concluir este ciclo escolar con todas las bibliotecas de aula apadrinadas en al menos quince escuelas.
 
La incorporación conjunta de todos los empleados de una empresa apadrinando todas las bibliotecas de una escuela ha permitido a la Fundación Faro Austral planificar diversas actividades educativas y de recreación de los alumnos en las que participarán como actores principales los propios benefactores de bibliotecas. De esta forma se logra involucrar a más personas en el objetivo de apoyar la labor educativa de nuestras escuelas públicas al tiempo que se crea una conciencia colectiva de grupo en apoyo de la educación pública. A la fecha la Fundación Faro Austral sigue buscando empresas solidariamente responsables que deseen involucrar a su propio personal en este tipo de actividades solidarias.